Bajo este epígrafe abarcamos la actividad de José Gambino comprendida entre los años 1765 y 1775. La primera fecha viene dada por el pago que el monasterio compostelano de San Martín Pinario realiza al escultor con motivo de los “dos Santos que están sobre las puertas del coro” –san Andrés y san Juan Evangelista-, los cuales pueden considerarse el epílogo de su segunda etapa puesto que, a partir de los mismos, se aprecia cómo Gambino da un nuevo impulso a su producción mediante el mecanismo de estilizar sobre lo suyo; la primera obra de la que tenemos constancia en que manifiesta esta nueva forma de expresarse es el san Bartolomé de San Lorenzo de Seira (Rois, A Coruña) que data de 1767. Y la segunda responde al momento del fallecimiento del escultor, concretamente el 25 de agosto, cuando llevaba a cabo, en compañía de su discípulo y yerno José Ferreiro, el frontón y la estatua ecuestre de Santiago el Mayor que coronan el actual Ayuntamiento de Compostela, empresa que encarga a ambos el cabildo de la ciudad.    

En catálogo se accede a un primer apartado que, bajo el título «Obras de José Gambino», reúne la ficha técnica de aquellas piezas que acomete el escultor durante esta última etapa; un segundo apartado que, como indica su epígrafe «Obras de José Gambino o José Ferreiro. El problema de la atribución al maestro o al discípulo de las esculturas realizadas en este período», aborda una de las cuestiones más controvertidas en el estudio de los años finales del imaginero: en los conjuntos escultóricos de los retablos mayores de Sobrado dos Monxes (1679-1771, A Coruña) y San Mamed de Carnota (Muros, A Coruña, 1774-1775), empresas ambas que Gambino contrata junto a su yerno y discípulo José Ferreiro, qué piezas corresponden a las gubias de este último y cuáles a las de aquel. Asimismo, planteamos esta cuestión en torno al Cristo del Desenclavo de Santo Domingo de Bonaval (Santiago de Compostela), pieza tradicionalmente atribuida a José Ferreiro; y, finalmente, se accede al listado, en orden cronológico, del total de imágenes que realiza Gambino en estos años. Como se observará, hemos ampliado notablemente el número de las mismas, al tiempo que recogemos nuestras conclusiones respecto a los problemas de autoría en las referidas encomiendas conjuntas.
    

En estilo definimos, a partir del estudio previo llevado a cabo en cada una de las obras que acomete el escultor durante este período, el sistema de formas que, con una cualidad y expresión significativas, hace visible la personalidad del artista.